Jacobo Puig

protocolo, comunicación política e imagen pública

La tormenta perfecta… azul

El término de tormenta perfecta surge tras el encuentro del huracán Grace con una serie de condiciones climatológicas que pintaban para formar una tormenta con energía inconmensurable y consecuencias desastrosas en la costa este de Estados Unidos. Hoy, en México se están presentando las condiciones que, si son aprovechadas por Margarita Zavala, puede convertirse en la tormenta perfecta que la lleve a ocupar la silla presidencial en 2018.

  1. La desaprobación y falta de credibilidad del Presidente.

El escándalo de la Casa Blanca, la subida de los precios de la luz y la gasolina, los constantes errores, las pedidas de perdón, las negociaciones con la CNTE y la inexplicable invitación al candidato estadounidense, Donald Trump, por mencionar algunos, han contribuido a que el nivel de aprobación del Presidente esté en los niveles más bajos de todo su mandato y que el malestar social se haya incrementado a tal grado que se está convocado a una marcha para pedir su renuncia.

La falta de un liderazgo visible y el vacío de poder perceptual que se está generando provocan un campo fértil para el surgimiento de voces que guíen y transformen el malestar social en acciones, propuestas y una plataforma política que represente un verdadero cambio. Ya lo vimos en los resultados de las elecciones intermedias de este año, en donde el PRI tuvo pérdidas y el PAN recuperó terreno. Sin embargo, no se debe perder de vista que el voto que inclinó la balanza fue el voto de castigo, mismo que no es garantía para Acción Nacional. En otras palabras, los ciudadanos votaron para quitar al PRI y no para que ganara el PAN.

  1. Hillary Clinton.

La reciente declaración de Hillary Clinton en donde rechaza la invitación del Presidente Peña Nieto a reunirse con él en Los Pinos, le resta aún más credibilidad a la imagen presidencial, y, de convertirse en la primera Presidenta de Estados Unidos, impulsará las candidaturas femeninas en nuestro país. Cabe resaltar la supuesta invitación a Margarita Zavala a la convención demócrata, en donde Clinton aceptaría la candidatura y el respaldo público que hizo la mexicana a la primera mujer con amplias posibilidades de ocupar la oficina oval.

  1. Las elecciones en el Estado de México.

Las elecciones para gobernador en el Estado de México suelen ser la antesala de las elecciones presidenciales. Las de este año serán cruciales para el PRI y el Presidente Peña Nieto, ya que es su estado natal y el mismo que lo llevo a la Presidencia. Aunado a ello, el gobernador actual, Eruviel Ávila, es uno de los posibles presidenciables. Perder la gubernatura del Estado será otro gran golpe para la imagen del Primer Mandatario y del priísmo nacional.

Por otro lado, uno de los liderazgos que más suenan para la candidatura de Acción Nacional es Josefina Vázquez Mota, ex candidata presidencial en el 2012. De ganar Hillary Clinton y sumando el hartazgo, malestar social y actual posicionamiento del PAN, Vázquez Mota tendría grandes posibilidades de gobernar uno de los Estados con mayor población, y por ende, mayor número de votos para la elección presidencial.

Josefina Vazquez Mota, presidential candidate for the National Action Party (PAN), stands for a photograph after an interview in Mexico City, Mexico, on Thursday, Dec. 29, 2011. Vazquez Mota said she'll aim to boost economic growth to an annual rate of at least 6 percent or 7 percent if elected in next July's vote. Photographer: Gustavo Graf/Bloomberg *** Local Caption *** Josefina Vazquez Mota

Fotografía de: Gustavo Graf/Bloomberg 

Si las “condiciones climatológicas” siguen el camino actual -se incrementa el descrédito de la imagen presidencial y el triunfo de la primera Presidenta estadounidense, la nominación y victoria de Josefina Vázquez Mota se concretan- se formará la tormenta perfecta azul que materializaría la candidatura de Zavala García del Campo.

Si se forma la tormenta perfecta y el equipo de la señora Zavala aprovecha la coyuntura, ésta resultará en la rentabilidad política necesaria para despegarse de Andrés Manuel López Obrador.

 

 

A todos los pescadores del país, feliz Día de la Marina

Nuevamente el Presidente Peña Nieto fue objeto de burlas, memes y demostraciones de intolerancia. El pasado 1 de junio, el Primer Mandatario conmemoró el Día de la Marina Nacional y en un breve video, presuntamente tomado por el Secretario de Turismo, Enrique de la Madrid, el Presidente felicita “a la Marina Armada de México y a todos los marineros del país… a todos los que están metidos en la pesca y en las distintas actividades turísticas. A todos los marinos del país los estamos reconociendo y celebrando.”

Si bien es cierto, los diversos errores que ha cometido a lo largo de su mandato han hecho que simpatizantes y detractores lo perciban ignorante e incapaz. Sin embargo, los que se mofaron de él por su felicitación a todos los marinos ahora son los ignorantes. Existen dos celebraciones que suelen confundirse: el Día de la Marina Nacional y el Día de la Armada de México.

El 1 de junio se declaró como el Día de la Marina Nacional con el fin de mantener presente en la población las instituciones encargas del desarrollo marítimo nacional –secretarías de Marina Armada de México, de Comunicaciones y Transportes, de Medio Ambiente y Recursos Naturales, de Energía, de Turismo y de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación-, así como a la población económicamente activa que desarrolla sus actividades en el mar –extracción de hidrocarburos, pesca, actividades turísticas, recreativas, y comerciales, entre otras-.

L1007392_JUAN_CARLOS_MORALES

Foto: Presidencia de la República.

Mientras que el 23 de noviembre se instituyó como el Día de la Armada de México, después de que ésta logró hacer efectiva la rendición de las tropas españolas que se resistían a reconocer la Independencia de México.

Por lo anterior, reconocer y celebrar a pescadores, a la marina mercante y a la marina armada el 1 de junio es correcto.

El titubeo y la falta de estructura en la corta felicitación del Presidente evidencian su falta de preparación para dicha intervención, pero también hace evidente la falta de cuidado de sus asesores de imagen al exponerlo de esa forma, considerando la percepción que se tiene de él y el malestar social por el que atraviesa el país.

No contribuyamos con la desinformación y silenciemos las burlas ignorantes con argumentos.

*Con información de la Secretaría de Marina: www.gob.mx/semar/acciones-y-programas/historia-de-la-armada-de-mexico

 

La Primera Dama NO se brincó el “privilège du blanc”

En las visitas de Estado, el protocolo se vuelve uno de los aspectos más relevantes porque se ponen en juego las relaciones entre los Estados, anfitrión y visitante. La diplomacia, la cortesía, la reciprocidad, el uso correcto de las banderas, la interpretación correcta de los Himnos Nacionales y la ordenación de las personalidades son parte medular del desarrollo de los eventos que conforman dicha visita. Aunado a ello, se debe dedicar especial atención a los pequeños detalles que pueden distraer del objetivo comunicacional del evento y, que generalmente, resultan en ofensas inconscientes, pero no por ello menos dañinas.

Hace unos días Su Santidad Francisco arribó a México para una visita evangélica. La figura que representa el Santo Padre es muy particular, ya que además de ser el máximo jerarca de la iglesia católica, es el Jefe de Estado de la Santa Sede. Como tal, al visitar el segundo país con mayor número de católicos en el mundo, pese a venir en visita evangélica, se le debe recibir como el distinguido visitante que es. De ahí que a su llegada se le haya dado la bienvenida en el hangar presidencial -como jerarca de la iglesia- y al día siguiente en Palacio Nacional -como Jefe de Estado-.

Después de la bienvenida en el hangar presidencial, la opinión pública se volcó contra la Primera Dama por haberse brincado el protocolo de vestimenta establecido ante la presencia del Papa. Muchos medios de comunicación cayeron en este error al argumentar la violación del privilège du blanc -privilegio de blanco-. Este privilegio determina que el uso de vestimentas blancas es privativo para las reinas católicas y las consortes de los monarcas católicos, en audiencia con Su Santidad exclusivamente en el Vaticano; en otras palabras, cuando figura como anfitrión. Cuando el Vicario de Cristo es invitado de honor, ya sea en visita evangélica o de Estado, no aplica el privilège du blanc, aunque el uso del color blanco, por usos y costumbres, se reserva para el Papa.

Es un error argumentar que la señora Angélica Rivera y sus asesores fallaron al elegir un color blancuzco para su vestimenta porque no es ni reina ni esposa de un monarca católico. No obstante, la señora Rivera y sus asesores fallaron al quebrantar una de las máximas del anfitrión: los reflectores siempre se dejan al invitado de honor. La Primera Dama al vestir de blanco y flanquear, junto con el Presidente Peña Nieto, a su invitado, que a sabiendas vestiría de blanco, le restó importancia al distinguido visitante.

GUSTAVO-CAMACHO-GLEZ----GCO_6194

Foto: Presidencia de la República -www.gob.mx-

Una elección de tonos obscuros e incluso tonos pastel -colores aceptados por el Vaticano- hubieran centrado los comentarios en el mensaje que el gobierno Federal planeó se enviara a la población a través de este evento; en cambio, para muchos, la ceremonia de bienvenida se resumió en la Primera Dama brincándose el protocolo.

El capo inicia la construcción del mito alrededor de su imagen: El Chapo Hood

Generalmente una noticia, como las conversaciones entre Kate del Castillo y El Chapo, surge por filtraciones de personas interesadas en generar agenda, ya sea para posicionar un tema o desviar la atención a temas sensacionalistas, la famosa caja china, muy bien explicada en La dictadura perfecta, película de Luis Estrada.

No pongo en duda la labor periodística de quien o quienes hayan accedido a esta información, dada a conocer por el diario Milenio, el 12 de enero pasado. Lo que pongo en duda son las motivaciones de la persona que haya filtrado dichas conversaciones.

Kate del Castillo es un personaje público, quien en su labor artística y personal ha estado envuelta en el tema del narcotráfico: en 2011, dio vida a Teresa Mendoza en La Reina del Sur; en 2012, a través de su cuenta de Twitter instó a El Chapo a traficar con el bien y declaró que creía más en él que en los gobiernos; en 2015, protagonizó Dueños del paraíso, telenovela que relata la historia de la narcotraficante Anastasia Cardona.

Por su parte, El Chapo Guzmán es un delincuente de fama internacional: ha sido considerado por el gobierno de los Estados Unidos como el enemigo público número uno y fue incluido en los listados de multimillonarios y el de las personas más poderosas del mundo de la revista Forbes. Según el perfil criminológico que elaboró la Procuraduría General de la República (PGR) en 2005, El Chapo es obsesivo, manipulador, egocéntrico, ambicioso, con gran inteligencia, tolerancia a la frustración y enorme capacidad de planeación; asimismo es considerado como un criminal sanguinario y sin escrúpulos.

Para el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, la fuga del narcotraficante más poderoso del mundo implicó un gancho al hígado a su vapuleada administración; temas como la casa blanca y la desaparición de los 43 normalistas habían mermado su credibilidad y aprobación. Por ello, es entendible que hayan echado campanas al vuelo al anunciar la re captura del delincuente.

Diversas instituciones del gobierno Federal han dado versiones que cuentan historias diferentes sobre la captura, y para rematar, la operación Cisne Negro dada a conocer por Carlos Loret de Mola y la filtración de las conversaciones entre del Castillo y El Chapo.

La opinión pública se ha centrado en el aspecto sensacionalista que provocan las conversaciones privadas entre dos personajes públicos, sin embargo, lo que es alarmante es que se comunique, con los mensajes seductores y protectores, una imagen de ternura, bonachonería, vulnerabilidad, de un criminal que cuyo negocio ilícito ha derivado en violencia, inseguridad, muertes, corrupción y percepción negativa en el extranjero, por mencionar algunas características negativas.

Sí, es humano, pero a ninguna autoridad le conviene que se construya el mito de El Chapo Hood partiendo de un personaje puesto al nivel de Osama Bin Laden y quien ha provocado más mal que bien, considerando sus antecedentes y los del cártel que encabeza.

¿Será que la personalidad maquiavélica de El Chapo planeó el inicio de la construcción de un mito alrededor de su imagen para trascender y consolidar su legado con la filtración? ¿Serán del Castillo, Penn y los demás involucrados las marionetas para las ambiciones egocentristas del capo?

-º-

Se enfría la relación del Presidente de la República y las Fuerzas Armadas

El pasado 9 de febrero el Presidente Peña Nieto conmemoró el 100 aniversario de la Marcha de la Lealtad, en donde, como su nombre lo indica, se refrenda la lealtad del militar mexicano al país y sus instituciones. Dicha fiesta cívica se remonta a 1913 cuando cadetes del Colegio Militar escoltaron al Presidente Madero y al Vicepresidente Pino Suárez, montados a caballo, del Castillo de Chapultepec hasta Palacio Nacional haciendo gala de su disciplina, patriotismo, compromiso y lealtad, mientras el resto del ejército se sublevaba bajo el mando de los Generales Díaz, Reyes, Mondragón y Ruiz.

Pese a que el protocolo de la conmemoración que se realiza año con año gira en torno al secretario de la defensa y la institución castrense, el Presidente de la República también juega un papel muy importante en el mensaje que se envía a través del acto. Analicemos con #ojoprotocolario los casos del ex Presidente Calderón y el actual Presidente Peña Nieto.

Ex Presidente Calderón:

Lic. Felipe Calderón en la Marcha de la Lealtad

Ocupa la posición central montado en un caballo blanco y es escoltado por cadetes del Colegio Militar a pie y a caballo; porta la Banda Presidencial y la Bandera Nacional; el color de su corbata es azul.

Con base en el artículo 35 de la Ley sobre el escudo, la bandera y el himno nacionales, concluyo que al portar la banda presidencial, el ex Presidente Calderón comunica que dicha conmemoración es una ceremonia oficial solemne.

Al ser escoltado en columna de honor y descender del Alcazar del Castillo en dirección a Los Pinos, se hace una transferencia a la Marcha ocurrida en 1913 y todo el simbolismo que hay detrás de ella: consolidación de la democracia, respeto a la Constitución y la salvaguarda de las instituciones y las autoridades legítimamente elegidas.

El hecho de que haya descendido montado a caballo considero que es un mensaje dirigido a las fuerzas armadas en donde les comunica que, además de ser su Comandante Supremo, está con ellos en la lucha contra el narcotráfico; por lo que “se pone la camiseta” y es uno más de ellos -un gran mensaje de un líder-. No hay que olvidar que el principal y más importante de los aliados del ex Presidente en su lucha emprendida fueron las fuerzas armadas.

Aunado a lo anterior, no dejo pasar por alto la transferencia que hace Calderón al Partido Acción Nacional; partido que se atribuye la consolidación de la democracia, al lograr la alternancia en el año 2000 con la victoria de Vicente Fox. Recordemos que Francisco I. Madero es conocido como el padre de la democracia.

Presidente Peña Nieto:

El Presidente de la República en la Marcha de la Lealtad

Ocupa la posición central escoltado por cadetes del Colegio Militar a caballo mientras él se traslada en el Humvee presidencial; hay presencia de los tres Poderes de la Unión; porta una corbata color carmesí.

Al ser escoltado y ocupar la figura preeminente, el Presidente Peña Nieto comunica que es el Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, mensaje que se refuerza con la bandera colocada del lado derecho del Humvee con las cinco estrellas del grado de Comandante bordadas en ella.

La presencia del Supremo Poder de la Federación establece la conmemoración como un acto oficial. Note que al interior del Humvee, a la derecha del Presidente está el Secretario de la Defensa, Gral. Salvador Cienfuegos Zepeda, orador principal de esta fiesta cívica; a su izquierda el Secretario de Marina, Alte. Vidal Soberón Sanz; en la parte posterior derecha, el Presidente de la Cámara de Diputados, Dip. Francisco Arroyo Vieyra; al centro el Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Ministro Juan Silva Meza; y a su izquierda el Presidente del Senado, Sen. Ernesto Cordero Arroyo.

El color carmesí de la corbata del Presidente Peña hace una transferencia al color de acento del uniforme de los cadetes del Colegio Militar.

Es de esperarse que al entrar una nueva administración cambien las formas de hacer las cosas, sin embargo, no se debe de omitir que la opinión pública no ha notado un cambio en la estrategia de seguridad del actual Presidente. De lo anterior, el interés del Lic. Peña Nieto de marcar distancia con su antecesor a través de los pequeños detalles. Si a estos le sumamos el cambio de discurso para la reconstrucción del tejido social, seguiremos viendo más detalles que poco a poco irán construyendo la imagen de la estrategia de la actual administración.

¿La relación estrecha que construyó el Lic. Calderón con las Fuerzas Armadas cambiará con el Presidente Peña Nieto?

Explosión, comunicación, “sospechosismo”

El día de ayer alrededor de las 15:40 una explosión en el edificio B2 del complejo administrativo de PEMEX , primeramente llamado “el incidente”, puso a los mexicanos a trabajar en lo que más les gusta, crear teorías de conspiración basadas en sospechosismos.

Al poco tiempo del suceso, autoridades federales y locales acudieron al lugar para iniciar las labores de rescate, valorar los daños y determinar las causas de la explosión. La situación en poco tiempo superó la labor de los voceros de PEMEX y el Presidente Peña Nieto, así como el Secretario de Gobernación atrajeron los reflectores, siendo las principales fuentes oficiales de información. Al salir del lugar el Presidente, dejó a cargo al Srio. Osorio Chong, quien a las 23:00 horas, aproximadamente, diera una conferencia de prensa.

Foto: Cuartoscuro

Foto: Cuartoscuro

Destaco de dicha conferencia dos puntos que visualmente comunican algo más que una falla eléctrica, como en un principio se estableció:

  1. El Srio. de Gobernación se hizo acompañar de los Srios. de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, de Marina, Almte. Vidal Francisco Soberón Zans y de la Defensa Nacional, Gral. Salvador Cienfuegos Zepeda; asimismo del Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, y del Subsecretario de Planeación y Protección Institucional, Manuel Mondragón y Kalb, quienes en conjunto, exceptuando al Srio. de Energía, forman el gabinete de seguridad.
  2. La “falta de aire” y dubitación al hablar del Srio. de Gobernación, así como lo entrecortado de su mensaje y las respuestas sin información contundente, reflejaron a una persona nerviosa.

Cabe resaltar que el artículo 12 de la Ley General de Bienes Nacionales establece que “Las Secretarías de Seguridad Pública, de la Defensa Nacional y de Marina, así como la Procuraduría General de la República, prestarán el auxilio necesario cuando formalmente se les requiera, con el fin de salvaguardar los intereses patrimoniales de la Nación” y dado que PEMEX es un órgano descentralizado de la Administración Pública Federal era imperativo la presencia del gabinete de seguridad. Sin embargo, a la sociedad en general, que desconoce la norma y sólo se queda con el mensaje, verbal y no verbal, dado en la conferencia de prensa, se le da vía libre para especular y crear teorías de conspiración. Lo que pudo ser un mensaje que diera certidumbre y tranquilidad, sólo dejó cabos sueltos que alimentan el sospechosismo.

Reconozco que la rápida respuesta de las autoridades, el proporcionar información constante sobre la tragedia y las víctimas, y la apertura de canales de comunicación entre el gobierno y los familiares de los afectados, a través de Locatel y la página de Presidencia de la República, son los aciertos en esta crisis.

Por otro lado, la percepción de incapacidad para manejar el conflicto del Srio. de Gobernación y la falta de una respuesta que no alimentara el sospechosismo, pese a que el Presidente Peña y el mismo Srio. Osorio exhortaron en repetidas ocasiones a no caer en especulaciones, considero que fueron los errores de esta crisis. Reiterar la prioridad de atender a las víctimas y el rescate de sobrevivientes aún en la última pregunta, considero hubiera ayudado un poco.

Aquí el enlace a la conferencia de prensa: https://www.youtube.com/watch?v=6xwLT4RJEg0

Y tú, ¿quedaste satisfech@ con la conferencia de prensa que dio el Secretario de Gobernación?

El protocolo es consciencia

En las pasadas fiestas decembrinas tuve la oportunidad de viajar en avión para disfrutar de tan importantes fechas en compañía de toda la familia. Fue inevitable analizar con #ojoprotocolario el comportamiento de los usuarios, en donde la cortesía y la educación se pusieron en evidencia.

Partiendo de las premisas que el protocolo busca simplificar los procesos y prever posibles crisis; que la etiqueta social es inherente al ser humano en sociedad; y que la consciencia es el acto psíquico por el que el sujeto se percibe a sí mismo en el mundo, me atrevo a establecer que el protocolo es consciencia.

Para la Real Academia de la Lengua, el protocolo es “la regla ceremonial diplomática o palatina establecida por decreto o por costumbre”, mismo que a lo largo de la historia ha sentado los precedentes de las pautas sociales y las normas de comportamiento. Por lo anterior, aquella persona que entienda su posición en los diferentes escenarios a los que se enfrenta, sean estos sociales o profesionales; respete a las personas de su entorno; haga gala de su educación y, por consiguiente, aplique el sentido común, será un ser consciente, protocolariamente hablando.

Pese a que las aerolíneas informan a sus pasajeros los productos que pueden y no pueden llevar a bordo del avión y que previo a los filtros de seguridad hay indicaciones claras de los objetos prohibidos en el equipaje de mano, es de llamar la atención la cantidad de personas que son pasadas y repasadas por los arcos de seguridad y a quienes les retiran artículos no permitidos. Esto retrasa a los usuarios que vienen detrás, quizás con el tiempo contado para abordar su vuelo.

Respecto al abordaje del avión, es de llamar la atención que los pasajeros pareciera que están en el juego de las sillas a la espera del cesar de la música para no quedarse sin asiento. Una vez que se ha documentado, el asiento ha sido asignado, por lo que es nula la posibilidad de quedarse sin lugar o en su defecto, que alguien más ocupe el nuestro. Para facilitar el abordaje, no hay mejor recomendación que escuchar con atención las instrucciones del personal de tierra y así colaboraremos a que la aerolínea cumpla puntualmente el arribo a nuestro destino.

Una vez dentro del avión, es importante prestar atención a las instrucciones de seguridad de la tripulación de vuelo, pese a considerarlo tedioso o que creas sabértelas de memoria; son cinco minutos que pueden salvar tu vida. El uso del cinturón de seguridad, herramienta principal en la prevención de lesiones en los usuarios, es otro aspecto de llamar la atención. El Capitán y el resto de la tripulación vela por la seguridad de los pasajeros y no activan la señal de ajustar el cinturón por mero gusto; en vuelo se está expuesto a las turbulencias, y en tierra, a frenados inesperados.

Y qué decir del momento en que el avión llega a la puerta de desembarque. Aún cuando la señal de ajustar el cinturón está encendida y los auxiliares de vuelo piden se permanezca sentados, es increíble ver que los pasajeros presurosos por abandonar el avión invaden los pasillos. Por muy rápido que te desabroches el cinturón y seas de los primeros en levantarte, las puertas no se abrirán, ni saldrás antes del avión. Lo ideal sería descender ordenadamente y permitir a los que están delante de nosotros hacerlo primero, lo que evitará “agandalles” y generará la sensación de igualdad entre pasajeros.

Así como en un viaje de placer evidenciamos nuestro nivel de consciencia protocolaria, también lo hacemos en una comida, al subirnos a un elevador, al utilizar las escaleras eléctricas, al acudir al cine, al dirigirnos al personal de servicio, al manejar, al utilizar el transporte público… En sí, cuando nos relacionamos.

Si hacemos consciencia de que no estamos solos en esta sociedad y que todas nuestras acciones provocarán reacciones en nuestro entorno, lograremos una convivencia más civilizada, más práctica y menos estresante.

Y tú, ¿qué tanto nivel de consciencia has desarrollado?

Diez horas sin Presidente Constitucional en México

A unas horas de ser las 00:00 del 1 de diciembre de 2012, en el que el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos –PEUM-, C. Felipe Calderón Hinojosa, dejaría el cargo que asumió seis años atrás, el equipo de transición del Presidente Electo, Legisladores, grupos de presión, detractores, medios de comunicación y la ciudadanía se preguntaban si habría un vacío de poder entre las 00:00, que “caducara” la investidura presidencial del Lic. Calderón, y las 10:00, que rendiría protesta el Lic. Peña ante el Congreso de la Unión. ¿Los mexicanos nos quedaríamos diez horas sin Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos?

Tras revisar una y otra vez las leyes que pudieran dar una respuesta a tal cuestionamiento y no encontrarla, recurrí a viejos conocidos que compartieron su punto de vista:

Una asesora legislativa me comentó que hace ya algunos años los legisladores se preguntaron lo mismo y fue así que instauraron la figura de Presidente Electo, que asegura las facultades del Poder Ejecutivo al Presidente entrante, entre ellas, garantizar la seguridad nacional.

Un Capitán del Ejército Mexicano me comentó que tanto para los castrenses como para los marinos, el Presidente Electo a partir de las 00:00 del 1 de diciembre pasa a ser, en automático, el Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, facultad exclusiva del PEUM; aun cuando no haya rendido la protesta ante el Congreso de la Unión.

El sentido común me lleva a establecer, y sumar a los puntos de vista anteriores, que al no entregar, el Presidente Calderón, la Banda Presidencial a su sucesor , el que sigue ejerciendo las facultades y, por consiguiente, garantizando la seguridad nacional es aquel portador de la misma. Cabe resaltar que la Banda Presidencial es una forma de presentación de la Bandera Nacional y es emblema del Poder Ejecutivo Federal, por lo que sólo podrá ser portado por el PEUM.

Ante el vacío legal, la falta de legitimidad del Presidente Electo, el encono social, las diversas convocatorias para #ocuparSanLázaro y el mitin de Andrés Manuel López Obrador en el Ángel de la Independencia en donde desconocería al Presidente Peña Nieto, motivaron a que se hiciera el relevo de la escolta de la Bandera Nacional, que simboliza la traslación de su custodia, así como de la transmisión del mando de la fuerza pública del PEUM al Presidente Electo.

Dicha ceremonia está cargada de pequeños, pero poderosos mensajes que dejan ver quién ostenta el cargo de Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas y garantizará la seguridad de todos los mexicanos. En sí, es un acto protocolario que busca dar estabilidad y tranquilidad a la sociedad.

Le comparto los siguientes puntos aislados, vistos con #ojoprotocolario, que en su conjunto responden visualmente el cuestionamiento planteado al principio de esta entrada:

  1. La ceremonia se desenvuelve en el Patio de Honor de Palacio Nacional, emblema de la identidad mexicana que representa la residencia del poder desde la época prehispánica hasta nuestros días.
  2. Al bajar los Presidentes saliente y entrante por la escalinata, note que el Presidente Calderón cede la presidencia al Presidente Electo, protocolariamente hablando.
  3. En todo momento ambos Presidentes son escoltados por personal de la Defensa Nacional y de la Marina Armada de México. Note que al frente del lado izquierdo (de los Presidentes) está “presente” la Marina, y del lado derecho, la Defensa Nacional; en la parte trasera están colocados de manera inversa.
  4. En el patio principal se encuentran la escolta que custodia la Bandera Nacional y el gabinete saliente a la derecha de los Presidentes; del lado izquierdo se encuentran la escolta que custodiará la Bandera nacional y el gabinete entrante.
  5. Al dirigirse al estrado, el Presidente Calderón saluda a la Bandera, como Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, y ésta responde de igual forma. Es importante destacar que el Lábaro Patrio saluda exclusivamente a otra bandera, a los restos de héroes de la Patria y para corresponder el saludo del PEUM o de un Jefe de Estado.
  6. Una vez en el estrado, note el número impar de las banderas, lo que le da equilibrio visual al encuadre y deja una bandera en medio de ambos Presidentes.
  7. El abanderado marcha hasta el PEUM, C. Felipe Calderón quien saluda nuevamente a la Bandera y la recibe en manos para pasarla al Presidente Electo. Una vez que el Lic. Peña la tiene en frente, note el saludo civil que hace a la Bandera, mismo que cambiará a saludo militar como Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas una vez que haya entregado la Bandera a la nueva escolta bajo su mando.
  8. Para culminar la ceremonia, se interpreta el Himno Nacional, dotándola de la solemnidad de un acto oficial.
  9. El Presidente Calderón saluda al gabinete entrante, seguido del Presidente Electo. Al terminar, saludan al gabinete saliente, iniciando el Presidente Electo, Lic. Peña Nieto, seguido del Presidente Calderón.
  10. En nuestro país no contamos con legislación que establezca la precedencia, por lo que vemos en un acomodo lineal lo siguiente en el gabinete del PEUM:
      • Secretario de Gobernación
      • S. Relaciones Exteriores
      • S. de la Defensa Nacional
      • S. de la Marina Armada de México
      • S. de Seguridad Pública

    En el gabinete del Presidente Electo:

      • Secretario de Gobernación
      • S. de la Defensa Nacional
      • S. de la Marina Armada de México
      • Subsecretario de Planeación y Protección Institucional, que cumplirá con las funciones de la Secretaría de Seguridad Pública
      • S. de Hacienda y Crédito Público
  11. En lo que se refiere a la semiótica del vestuario, ambos Presidentes optaron por un traje negro y camisa blanca con puño doble francés; en lo que se diferenciaron fue en la corbata en donde, al parecer, cada uno se inclinó por su filiación partidista. Aunado a esto, lo considero un gesto por parte del Presidente saliente al dejar que el Presidente vista el más alto código de autoridad.

A continuación el video:

Y para ti, ¿hubo un vacío de poder por diez horas?